7 motivos por los cuáles la externalización es una ventaja competitiva para tu empresa

Las grandes empresas tienen estructuras complejas llenas de departamentos orientados a funciones particulares y es lógico, porque son muchas las áreas que se deben cubrir para lograr el óptimo funcionamiento de toda una operación e impulsar el constante crecimiento.

Por otro lado, existe una tendencia a la especialización y cada día surgen más empresas expertas en áreas concretas. Esto responde a la velocidad de los avances, que exige estar al día de todo y mantener la innovación al ritmo del mercado. Esta realidad altamente demandante hace que sea necesario mantener un foco específico para desarrollarlo a profundidad y sin quedarse atrás.

¿Qué pueden hacer las grandes empresas ante esta tendencia?  

Desarrollar la experticia de cada uno de sus departamentos y convertir su estructura en una ramificación de microempresas especializadas resultara costoso y poco eficiente. Por lo que externalizar servicios y orquestarlos desde su organigrama es la opción más acertada.

 

7 motivos por los cuáles la externalización es una ventaja competitiva para tu empresa:

 

  1. Focalización en la actividad principal.

La externalización permite focalizar todo el esfuerzo en tu actividad primaria, liberándote de tareas que otro pueda realizar con mayor eficiencia.

 

  1. Profesionalización.

Permite incorporar expertos a tus proyectos de forma inmediata.

 

  1. Mejora de la calidad.

Consigue asegurar la calidad de los resultados gestionando la productividad de los equipos de trabajo.

 

  1. Reducción de costes.

Permite contar con infraestructuras y recursos preexistentes sin inversión y ahorro en los costes asociados al reclutamiento, formación y la contratación.

 

  1. Aumento de la productividad.

Contar con una consultoría especializada y orientada al cumplimiento de objetivos permite aumentar la productividad de tu negocio.

 

  1. Mejora los procesos de innovación.

Innovación y actualización permanente sin tener que preocuparse por esto.

  1. Reducción de riegos.

Además de eliminar riesgos innecesarios para el negocio, permite adecuar el volumen de trabajo generando una inversión es variable.

 

¿Cómo sé si debo externalizar?

 

Muchas empresas creen que externalizar significa perder el control, y aunque aún existen algunos paradigmas sobre subcontratar actividades o servicios puntuales a terceras partes, la suma de aspectos positivos es indiscutible. Cabe destacar que la gran mayoría de las empresas que han decidido crecer y evolucionar han apostado por externalizar algunos de sus procesos o servicios.

 

Imagina, ¿cómo sería si tu empresa pudiese contar con la especialización de cada una de sus actividades? Es indudable que la eficacia y eficiencia en la gestión de cada uno de ellos aumentaría significativamente y, con ello, obtendrías la mayor productividad de todos sus recursos.

 

Estas 6 cuestiones te ayudarán a valorar si esta herramienta puede beneficiar a tu empresa:

 

  • ¿En qué área o actividades debería focalizarme?
  • ¿Qué factores afectarán al área externalizada?
  • ¿Tengo todos los procesos bien definidos y controlados?
  • ¿Tengo personal especializado para cada proceso?
  • ¿Cómo lo organizo?
  • ¿Con qué barreras me puedo encontrar?
  • ¿Cómo encuentro al proveedor adecuado?

 

Factores clave para seleccionar proveedor de externalización

Subcontratar servicios especializados va un paso más allá de solo decidir hacerlo, porque si no se hace de forma correcta, es posible tener resultados negativos.

Un punto importante para tener en cuenta es que no se debe externalizar la actividad primaria de la empresa, sino todo aquello que la complemente. A la hora de externalizar asegúrate que el proveedor a contratar cumpla con las siguientes características:

 

  • Esté orientado al cumplimiento de objetivos.
  • Sea una empresa experta con amplia experiencia en el área.
  • Ofrezca servicios adaptados a las necesidades de tu negocio y no genéricos que puedan finalmente hacer daño.
  • Aplique políticas de eficiencia en la rentabilidad.
  • Sea fiable y con estándares de calidad elevados.
  • Cuente con un personal profesional, en constante formación y desarrollo.
  • Tenga planes de motivación y conciliación, para mantener a los equipos de trabajo en un ambiente satisfactorio que promueva la productividad.
  • Cuenta con infraestructura y recursos propios para realizar los servicios que ofrece.

 

Un claro ejemplo de externalización puede ser los servicios de televenta. Descubre más sobre esta herramienta eficaz en el siguiente enlace: ¿Por qué la televenta se ha convertido en el aliado estratégico que tu negocio necesita para esta  nueva realidad?

 

En resumen

Como hemos visto, en un entorno globalizado y competitivo, si la externalización se realiza de la forma correcta es un factor estratégico y una herramienta clave para las empresas, tanto para las grandes compañías como para las medianas y pequeñas pymes.  Asimismo, también comprendemos las dudas e inquietudes que ello genera. Por eso, si estás pensando en externalizar un servicio o proceso de tu empresa o necesitas soluciones para el punto de venta tales como equipos de GPVs, formadores, instalación de PLV, televenta, auditoría, redes de ventas etc., ponte en contacto con nosotros. Tener claro qué ventajas buscas y a qué riesgos te puedes enfrentar te ayudará a tomar la decisión correcta.

En Primer Impacto nos ponemos en tu lugar para brindarte soluciones de calidad a la medida de tus necesidades. ¡Escríbenos para recibir una asesoría gratis!

¿Te ha gustado la publicación? Compártela en las redes sociales