Incrementa el impacto visual en tus escaparates reduciendo los costes

En este post vamos a hablar acerca de un tipo concreto de escaparate, aquel que publicita de manera homogénea y periódica mensajes de carácter estacional. Vamos a ver de qué manera una red de puntos de venta puede potenciar la comunicación en este soporte, optimizando costes y potenciando la visibilidad a través de un medio de fuerte impacto y rápida implantación: el vinilo publicitario.

Colaboramos de manera recurrente con grandes compañías de distintos sectores, desde el de la banca o aseguradoras al de las telecomunicaciones. Estas compañías cuentan con enormes redes de ventas, miles de puntos que necesitan vestir de publicidad en el menor tiempo posible: cada minuto que pasa sin que un punto esté decorado con el nuevo lanzamiento, es un minuto en el que dejamos de generar impactos al público.

Pero, ¿Cómo podemos incrementar el impacto visual a la vez que reducimos los costes de la producción e implantación? Vamos a profundizar en esto:

Entendemos como las dos variables fundamentales en la publicidad exterior con vinilos: el Impacto visual y los costes de la implantación, ¿Pero cómo los definimos?

El coste de la implantación parece el más sencillo, tanto de calcular como de comparar, en él influyen los costes del productor de vinilo y los costes de la agencia instaladora.

Si ahondamos algo más en los costes de estos dos proveedores veremos que influyen de manera determinante las siguientes sub-variables:

PRODUCCIÓN:

• Tamaño de la tirada (Formatos, creatividades y uds)
• Tipo de vinilo

INSTALACIÓN:

• Número de puntos a visitar
• Número de vinilos a colocar por punto
• Tamaño de los vinilos
• Características concretas (Instalaciones en altura, rejas, filtros solares…)

Todo esto parece sencillo de cuantificar, y de hecho, si se tiene la información suficiente lo es.

Pasamos la otra variable fundamental: El Impacto visual.

Esta variable tiene la particularidad de que tiene cierto grado de subjetividad, por lo que es necesario tener clara la estrategia comunicativa del cliente antes de iniciar el estudio de maximización de impacto visual, no obstante hay ciertos parámetros que parecen generar consenso, tales como ubicar los mensajes prioritarios:

• Cerca de los accesos al punto de venta
• En aquellas cristaleras y/o fachadas con mayor visibilidad
• En aquellos vinilos de mayor tamaño
• En todas las fachadas del punto de venta
• Maximización de la cobertura (% de PdV con algún vinilo)

Existen otros parámetros que deberán consensuarse en función de cada estrategia comunicativa, tales como:

• Porcentaje de superficie vinilada
• Número de mensajes distintos
• Porcentaje de presencia de ciertas campañas

Dos de los KPI’s principales entran en conflicto. Por ejemplo, cuantos más tamaños distintos tenemos, podemos ocupar un porcentaje de superficie vinilada mayor y aumentar la cobertura, pero por el contrario, los costes de producción se disparan (Más diseños y tiradas más cortas)

Debemos evitar aquellos escenarios que pese ser óptimos a nivel de costes no representen una mejora importante respecto al modelo actual, de la misma manera, aquellos escenarios con un fuerte impacto visual pero de coste desmesurado no nos aportan apenas mejoras puesto que el impacto visual se torna inelástico a partir de ciertos niveles.

Parece claro entonces que debemos movernos en la franja eficiente de la curva, aquella área que optimiza los costes y el impacto de la comunicación, pero, ¿Cómo determinamos el punto óptimo? Contáctanos y te ayudaremos a encontrarlo!

¿Te ha gustado la publicación? Compártela en las redes sociales